Comunidades Religiosas

La vida religiosa, una lámpara encendida
 

La vida religiosa es una lámpara encendida en medio de la Iglesia y del mundo, que a todos ilumina, a todos provoca y a todos ayuda, para que pongamos nuestros ojos en lo único que verdaderamente importa. La vida religiosa es para el mundo el testimonio más radical de vida cristiana. Cada comunidad religiosa es un gesto profético de Dios para nosotros. En nuestra parroquia tenemos la gracia de contar con tres comunidades religiosas.

Hermanas Clarisas
 

Las hermanas Clarisas viven en Ribadeo desde mediados del siglo XIV. Son más de seiscientos cincuenta años de presencia en medio de nosotros. Ellas han compartido nuestra vida y nos han ayudado a construir nuestra historia, como pueblo y como comunidad cristiana. En el claustro llevan una vida de sencillez, de alegría y de paz; un testimonio hermoso que nos anima a todos.

Hijas de la Caridad

 

La comunidad de las Hijas de la Caridad llevan más de un siglo entre nosotros dedicadas a tareas asistenciales y educativas. Miles y miles de ribadenses y de otros pueblos vecinos han pasado por sus aulas y han aprendido con ellas lo que más vale en la vida, las grandes virtudes cristianas que siempre es preciso salvaguardar. Ellas han sabido transmitirnos los grandes valores de San Vicente y de Santa Luisa.

Religiosas de Marta y María
 

La Congregación de Marta y María está presente en nuestra parroquia desde hace casi veinte años. Ellas llevan todo este tiempo cuidando a nuestros mayores. Nos regalan a diario un testimonio hermoso, un valioso trabajo, que ellas viven con las manos de Marta y con el corazón de María, aquellas dos hermanas de Betania que tantas veces hospedaban a Jesús.

© Unidade Pastoral de Ribadeo 2020